Nuestra metodología de trabajo es la de estudiar el proyecto como un paquete completo, en el que se tenga en cuenta tanto la parte técnica desarrollada, como un estudio de la metodología de ejecución y un planning de trabajo con un criterio de optimización de rendimientos y tiempos.  

Todos los presupuestos que Modular Haus estudia son siempre a precio cerrado, es decir, desde el principio se establecen los precios unitarios de cada partida y si por algún motivo hay alguna modificación en los trabajos presupuestados se procede a preparar un anexo al contrato que justifique esa nueva partida que una vez aprobada por la dirección facultativa y por la propiedad se procede a su ejecución. Cuando esto ocurra en función de su entidad se tendrán que revisar los plazos de terminación ajustando si fuera necesario dicho planning para dejar todo establecido en el tiempo. 

Ofertamos a precio cerrado todos los modelos de vivienda tomando como referencia los precios de las calidades de los materiales expuestos en este catálogo. El precio final ofertado de cada modelo incluye el proyecto, dirección técnica, construcción de la vivienda en sí misma y una cimentación . Cualquier tipo de actuaciones o acondicionamientos de la parcela sobre la que se construirá la vivienda no están incluidas en el precio base indicado.

Cualquiera proyecto Modular Haus precisa de unos requerimientos mínimos que a continuación se exponen para considerar apto y posible el trabajo de implantación de las viviendas, ya que tienen la misma consideración a efectos legales que una vivienda convencional. Se consideran bienes inmuebles y han de cumplir toda su reglamentación.

Por ese motivo, las parcelas objeto de estudio de implantación de cualquiera de nuestros proyectos han de tener la calificación de solar o permitir la construcción de bien inmueble según la normativa urbanística del municipio. La propiedad debe facilitar la información necesaria para el correcto estudio e implantación del proyecto; nota simple de los terrenos y plano topográfico de la parcela objeto de estudio.

En el momento de la ejecución, la parcela debe estar perfectamente delimitada haciendo reconocibles todos sus lindes. Los estudios topográficos o proyectos de reparcelación no quedan incluidos en el precio base de las viviendas.

La parcela ha de contar con los servicios mínimos de agua, electricidad y saneamiento para poder ejecutar la obra, además de por otros requerimientos que a nivel normativo exija la ley.

A pie de parcela deben de existir las acometidas de los diferentes suministros a implantar en las viviendas (agua, electricidad, saneamiento y telecomunicaciones). Las altas de los provisionales de servicios luz y agua deben quedar tramitadas antes del inicio de las obras y su coste correrá a cargo de la propiedad.
  
Los servicios necesarios para la realización de la obra y/u obtención de cédula de habitabilidad no existentes en la parcela no están incluidos en el precio base. 

Queda excluido del precio base cualquier tipo de actuación de urbanización de la parcela debido a las condiciones particulares que cada parcela presenta; por tanto no se incluye en el precio los vallados de parcela, puertas de acceso a la parcela, pavimentos de acceso desde el vial público al interior de la vivienda, canalización de los servicios contratados desde su conexión a la red principal hasta el interior de la vivienda, iluminación de la parcela, jardinería, etc.

Las altas de los servicios contratados así como la tasa municipal de licencia  de obra serán satisfechas por la propiedad.

Los precios anunciados se contemplan para cualquier localización dentro de Mallorca. Fuera de la misma se verán modificados por temas de transporte y desplazamientos. 




Publicado: 27 de Marzo de 2017 a las 10:48